miércoles, 1 de octubre de 2014

Reflexiones sobre La pesca deportiva



Cuando me refiero a "pesca deportiva", hago énfasis en el aspecto deportivo de la misma y su afán por conseguir, más que un volumen de capturas, un trofeo o captura significativa. Bajo este marco, muchas veces se produce la captura y suelta (C&R) de ejemplares que pese a llenar un plato, no llenan las aspiraciones del pescador deportivo. 

Cuando se dan estos casos, imaginamos a dicho ejemplar dando satisfacciones a otro pescador deportivo, incluso a nosotros mismos unos años más tarde. Como muestra y a colación de lo anteriormente expuesto, en el año 2011 tuvimos este encuentro con algunas "lecholitas" (Serviola, Pez limón, Medregal, Pedregal, Lexa, Sérvia) que fueron devueltas al agua con la esperanza de algún día disfrutar entre amigos del combate de un ejemplar mayor.


este verano, tres años más tarde, y en buena compañía a bordo del "Purili", pudimos disfrutar "quizá" de  la recompensa al esfuerzo realizado por muchos pescadores deportivos. Así aquella "lecholita" nos devolvió el favor dando un merecido combate. 

No es de las más grandes para su especie, pero para estos mares, es un buen ejemplar. Dio de cenar a varios comensales pescadores, y de esa manera se completo el circulo que significa "pesca deportiva" y que nos diferencia de la pesca profesional.




viernes, 21 de febrero de 2014

Concursos de pesca...

Despunta el día cuando arrancamos los motores del Jaketon en el amarre. Todo está dispuesto para una nueva jornada de pesca. Nos acercamos al Club Náutico, donde se reúnen los demás compañeros y patrones. Algunos nos conocemos de toda la vida, somos los inquilinos de ese trocito de mar que rodea nuestra preciosa bahía alicantina. Los primeros comentarios sobre la jornada siempre rompen el silencio en las frías mañanas "...comerá hoy el pez...", "...tendremos buena mar..." 

Mientras, se realiza el sorteo de la zona de pesca. Los participantes vamos inscribiendo nuestras embarcaciones y tripulaciones. Se establecen los canales de comunicación de VHF y se marca la hora de llegada. A estas horas, casi siempre, las ganas de pasar un buen día superan al sueño y poco a poco se acerca el momento de atravesar la bocana del puerto para iniciar la jornada.

Una vez el Jaketon se hace a la mar, ponemos rumbo a la zona asignada, buscando zonas en las que años anteriores los peces y la suerte nos han acompañando. Como muchos pescadores dicen "...anclar es un arte y te asegura la pesca...". La profundidad, la corriente y el fondo son factores fundamentales para realizar un buen posicionamiento del barco, que se traducirá en buenas capturas. Por tanto, las variables para tener éxito en la pesca de fondo son: 
  • Época correcta para la especie a buscar.
  • Seña correcta para la especie a buscar.
  • Fondeo correcto respecto a la seña.
A partir de ese momento, la suerte y el buen hacer del equipo caña, anzuelo, pescador tendrán la voz cantante.

Pagel 1,520 grm



lunes, 21 de octubre de 2013

El Trofeo...

A colación del artículo anterior, donde mencionaba la espera en pos de ese momento, donde nuestro esfuerzo, dedicación y como siempre esa pizca de suerte se unen. Paso a relatar lo acontecido este fin de semana a bordo del Jaketon.

Empezamos la jornada con mal pie, dado que una pequeña avería en el coche nos retraso lo suficiente para que cuando enfilamos la bocana, el día ya había despuntado. Una vez puesto rumbo al primer caladero, donde jornadas antes habíamos sondado un fondo interesante.

Una vez anclados en el sitio, comenzamos a largar líneas. Al poco tiempo sube nuestra primera captura un pequeño pagel que fue liberado. Buenas sensaciones al comienzo que poco duraron, la falta de un viento de dirección constante y una corriente definida no hacia nada fácil posicionar el barco correctamente sobre el pequeño caladero. Tras una hora perdida decidimos cambiar de caladero a aguas más abiertas.

Después de levar anclas y 45 minutos de trayecto, llegamos al nuevo caladero. Esta vez sí, desde el comienzo, la actividad fue mayor y las primeras piezas (fanecas, besugo blanco, etc...)  comenzaron a subir a bordo del Jaketon. Pese a ello, las cañas destinadas a piezas mayores sufrían el exceso de morralla y era difícil mantenerlas en el agua. 

Cuando el día parecía llegar a su fin, llego el gran momento. Al grito de "llevo algo grande...", que la puntera de la caña delataba por su curvatura buscando el mar. Primeras cabezadas de la pieza intentando volver a su querido fondo seguidas de una intensa lucha. 

La paciencia del pescador en su afán por llevar la pieza a la superficie, el manejo del freno del carrete, el bombeo de cada uno de los metros que recuperamos hacia la superficie, fue la antesala de la frase preferida de todo pescador "Prepara el salabre..." y por fin después del esfuerzo, la recompensa aflora a la superficie. Una hermosa Gallina (Wiki



Con la pieza a bordo y una gran sonrisa en la boca, pusimos rumbo a puerto, tiempo de comentarios y alegría que hace que esas millas rumbo a casa parezcan menguar solas...

lunes, 14 de octubre de 2013

"El momento..."

Si hay algo que asemeje o relacione a cazador de montería y pescador, son las grandes expectativas y las pacientes esperas en pos del trofeo. Este fin de semana ha sido muy especial dado que he podido disfrutar de ambas.

Después de 800 kilómetros, miles de anécdotas compartidas y mucha ilusión, la montería que he compartido con mi padre en El Recuenco (wiki), ha sido una fiel reflejo de lo dicho anteriormente. Mucha ilusión, mucha espera, para poco fruto.

Ya en el monte, con tu armada, en la postura, esperando ese día de suerte...
La pesca y la caza mayor tienen mucho en común en este sentido, para poder disfrutar de una buena pieza o trofeo, debemos de invertir días y días de desilusiones. Aún así, todas las jornadas empiezan con las ilusiones totalmente renovadas. Quizá por ese motivo los monteros y pescadores están/estamos hechos de una pasta especial donde el desanimo no tiene guarida.

Ya en el mar, en el barco a popa, esperando ese día de suerte...
Lo que siempre nos queda tanto a unos como a otros, son esos momentos con los amigos, compañeros o personas afines a nuestra afición, donde se comparten anécdotas, historias, experiencias. En definitiva, todo aquello que arropa y rodea ese momento que todo cazador o pescador desea "El trofeo"  y que en definitiva son tan importantes como este último.

Le dedico este artículo a mi padre, porque nunca ha perdido, pese a las desilusiones, ese espíritu que todo buen cazador o pescador posee: empezar cada jornada, con las mismas ilusiones.

martes, 24 de septiembre de 2013

Verano - Otoño un vergel en nuestro mar...

El final del verano y/o principios de otoño, siempre ha sido buena época para la practica del curricán costero en nuestra bahía. Es la época de la bajada de los atunes, que aún prohibida su pesca, no dejan de ofrecernos bonitos combates. Junto a ellos bacoretas, melvas, bonitos y llampugas hacen de nuestras costas, el lugar idóneo para la practica del curricán ligero de superficie.

A bordo del Jaketon, este pasado domingo pudimos disfrutar de una fructífera jornada de pesca. Gracias a la especial abundancia de pesca, pudimos ir seleccionado aquellas piezas que consideramos oportunas y liberando otras.




Quizá lo más importante no fue el número de piezas capturadas, sino intentar que algún día, la pesca responsable sea el sentir de la mayoría de pescadores. Y si con este pequeño granito de arena hacemos algo, bienvenido sea. Creo que para ser responsable en la pesca, no hace falta estar inscrito o apuntado a nada, simplemente se debe de practicar.

viernes, 13 de septiembre de 2013

La pesca y la amistad van juntas...

Siempre he pensado que pescar solo, no es bueno. La mayoría de las veces la Almiranta (mi mujer) hace de compañera de travesías y jornadas de pesca, pero otras compartimos el Jaketon con gente de mar, gente buena y grandes amigos. Me gusta pensar que los amigos son los que están ahí cuando los necesitas. En definitiva, disfrutar el mar con amigos y compartir experiencias con los demás, hace grande a los pescadores y a las personas que te rodean.

Para muestra un botón, una de las primeras salidas a pesca de fondo (volantin) del Jaketon